Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Que atiende el derecho inmobiliario?

El derecho inmobiliario es el que atiende todas las transacciones y conflictos que pudieran suscitarse entre las partes que intervienen en este tipo de transacciones, y a raíz del crecimiento de este mercado en España se ha estado utilizando con más frecuencia.

El derecho inmobiliario es el encargado de establecer el ordenamiento jurídico que acompaña cualquier acción que tenga como protagonista a un inmueble. Dentro de este marco de accion se engloban el registro de propiedad, compra venta, formas de arrendamiento, revisión con el cliente de los contratos derivados de todas las transacciones inmobiliarias, así como la ordenación de la propiedad, promociones, derechos, entre otras transacciones.

También se encarga de atender las transacciones y conflictos entre las partes tramitantes que manejan todo el asunto inmobiliario. Entre estos asuntos se encuentran los contratos de compra venta, contratos de arrendamientos, traspasos, entre otras transacciones.

Este derecho está sujeto a las transacciones y actuaciones ante el Registro de la Propiedad.

El derecho inmobiliario les brinda certeza jurídica a todos los actos realizados en esta área, y de hecho su importancia radica principalmente en que asume las normas y procedimientos para darle seguridad a todos los participantes en los actos de carácter inmobiliario incluyendo los actos de propiedad.

Tal y como su nombre lo indica, existe un ordenamiento legal que esta a la par del mundo del derecho inmobiliario en la actualidad, que atiende, organiza, y despeja cualquier duda de las incidencias que se pudieran presentar.

Tanto las personas naturales como jurídicas, que se dedican a invertir en el mundo inmobiliario requieren de normas y reglas claramente establecidas, así como también los desarrolladores de proyectos inmobiliarios.

¿Cuál es el basamento legal que acompaña al derecho inmobiliario?

  • En primer lugar, la Constitución
  • Las leyes y decretos que estén establecidos que regulan el derecho inmobiliario
  • Los tratados y convenios internacionales
  • Las Jurisprudencias
  • En cuanto a las leyes que lo regulan tenemos: la Ley de Arrendamientos Urbanos, y la Ley de Ordenación de la Edificación.
  • También: Ley Sobre Propiedad Horizontal, y el Real Decreto Legislativo Ley del Catastro Inmobiliario, entre otras.

 

 

¿Qué organismos e instituciones atiende el derecho inmobiliario?

  • Ministerio de Justicia, tribunales, y oficinas de catastro.
  • Dirección General de los Registros y el Notariado, y el Registro de la Propiedad, entre otras.

¿Cuáles son las funciones del abogado especialista en derecho inmobiliario?

  • La negociación de contratos inmobiliarios no siempre pasa por las manos de un abogado. Normalmente este tipo de operaciones suele estar manejada por gestores inmobiliarios, solo cuando existen transacciones de envergadura es cuando se solicitan los servicios de un abogado especialista en derecho inmobiliario.
  • Un abogado especialista en derecho inmobiliario debe ofrecer el mejor asesoramiento en cuestiones registrales.
  • El abogado también se encarga de gestionar completamente todos los aspectos jurídicos y técnicos relativos al inmueble. La situación registral, sus cargas y gravámenes, el estado de la construcción, el avance de la obra, la estabilidad de la construcción y la situación urbanística.
  • Cuando se va a realizar la venta de un bien inmueble, el letrado ha de conducir las acciones de sus clientes para que la adquisición se lleve a cabo con total seguridad jurídica.
  • Problemas que afectan a la habitabilidad, seguridad o funcionalidad de la vivienda o local.
  • Reclamaciones de rentas y otros incumplimientos derivados del contrato de arrendamiento
  • Gestionar el leasing inmobiliario.
  • La asesoría y asistencia que puede ofrecernos un abogado inmobiliario hará posible que la transacción comercial se ajuste plenamente a la ley y no tengamos después que contratar a uno de estos muy valiosos profesionales del derecho para demandar a nuestro vendedor o comprador, que es el otro evento en que es requerida la presencia de un abogado inmobiliaria.
  • La compra o venta de bienes rurales, como fincas rústicas, en donde además de los trámites propios de la actividad comercial, se requiere la delimitación de parcelas, o establecer la existencia o no de derechos de servidumbre, paso o usufructo son asuntos que deben ser atendidos por este profesional.
  • Expropiaciones, Dominios; general y especial, recuperaciones, mantenimiento de oficinas, servidumbre.
  • Desalojos por falta pago, acciones de revisión, renovación de contratos; cuestiones relacionadas con el derecho de servidumbre, paso o usufructo, mejoras, garantías de arrendamiento, cánones de arrendamiento, las relaciones entre los liquidadores, y los inquilinos, la rendición de cuentas, multas, uso del espacio común, animales domésticos en comunidades, el uso de la propiedad, la responsabilidad por daños en condominio.
  • Demandas relacionadas con la responsabilidad civil por defectos en la propiedad, la incautación de las obras, daños morales y la responsabilidad de los ingenieros y arquitectos.
  • La elaboración y análisis de contratos de planificación, construcción y gestión de la propiedad raíz, el asesoramiento en fusiones, establecimiento de condominios, el desarrollo y asesoramiento de fondos inmobiliarios.
  • La asesoría en la creación y desarrollo de bienes raíces, condominios, urbanizaciones, cooperativas de viviendas y consorcios de bienes raíces, la auditoria para evaluar, desde el aspecto legal, los activos inmobiliarios de las Empresas

Un abogado que actúa en el campo de bienes raíces necesita una postura dinámica y por eso ello actuar con una fuerza positiva en todas las fases del negocio de que se trate.

Su filosofía de trabajo está guiada hacía la prevención de conflictos y la seguridad jurídica, y es en este espíritu que ha de participar en todas las negociaciones. Debe adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la tranquilidad, actual y futura de las partes que intervienen en la transacción.  Su actividad se centra en mantener el espíritu de cooperación, el análisis detallado de la documentación y las necesidades de desarrollo de los respectivos contratos de bienes raíces. Un abogado especializado en derecho inmobiliario trabaja en la defensa de los derechos de sus clientes.