Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Pilates en el embarazo ¿es bueno?

Hacer una rutina de pilates en el embarazo puede ser una excelente opción, gracias a sus beneficios, ya que se trata de un método que hace posible la combinación del estiramiento con el ejercicio y además, un buen control durante la respiración.

¿A qué se refiere con pilates para embarazadas?

Este es un cronograma de ejercicios, el cual va a entrenar tu cuerpo para así aumentar la flexibilidad, fuerza y equilibrio.

Por medio de los diversos movimientos y posturas que se van practicando durante el entrenamiento se van adquiriendo mayor coordinación y estabilidad en tu cuerpo.

Además, su propósito principal es el de poder fortalecer el sistema de músculos y la mente a través de las posturas suaves y específicas, al mismo tiempo que su dificultad va elevándose sin que se sobrecargue el cuerpo.

Así que no hay dudas de que funciona.

¿En qué beneficia a las embarazadas?

Además de que el pilates en el embarazo puede corregir la postura y fortalecer tus músculos para así mantener una mejor coordinación y equilibrio, al practicar esto puedes:

  • Fortalece pared abdominal: Prepara tu cuerpo para poder llevar de mejor manera el peso de más del embarazo, lo que hace más agradable el trabajo de parto.
  • Mantiene equilibrio: al trabajar con tu centro de fuerza, ganas una mayor estabilidad cuando se trata de caminar y el crecimiento del bebé.
  • Una buena postura: el efecto de la gravedad y el peso extra, hace que en muchas ocasiones se adopte una mala postura, no obstante, el pilates en el embarazo te hará más consciente de este punto.
  • Gracias a que el sistema muscular se fortalece en las piernas, podrás mejorar tu circulación sanguínea.
  • Puede prevenir los dolores de abdomen, espalda, pelvis e incluso la sensación de piernas cansada.
  • Peso extra en la espalda: debido a que se hacen diversas posturas de pilates en el embarazo con las manos y rodillas, esto te permite liberar el peso y, al mismo tiempo encuentra la mejor posición para el instante del parto
  • Fortalecimiento del suelo pélvico: esto ayuda a obtener una base mucho más consistente para poder sostener el útero, la vejiga y los intestinos en la medida del crecimiento del bebé.
  • Relajar y controlar la respiración: la concentración que se debe llevar durante los ejercicios y la respiración, son perfectos elementos antiestrés, lo que te puede ayudar a relajarte y elevar la sensación de bienestar.
  • Aumento en la capacidad de respirar: gracias al pilates podrás trabajar en una mejor oxigenación de los tejidos y en la expansión torácica.

Ahora que has conocido estos beneficios ¿qué te parece hacer pilates para embarazadas en Zaragoza? Te aseguramos que no te arrepentirás más tarde.