Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Cuidados basicos para tu motor

El motor es el corazón de tu vehículo, y se deben aplicar algunos cuidados que son fundamentales para mantenerlo funcionando de una forma adecuada. Para conseguir los mejores recambios lo puedes hacer visitando este sitio, porque allí encontrarás todos los recambios que puedas necesitar para conseguir el máximo rendimiento posible.

Pero, es importante tener claro que existen algunos cuidados básicos que debes darle a tu motor para evitar cualquier tipo de inconveniente. En todo caso, estos los he reunido en este post con la finalidad de que puedas darle la mayor durabilidad posible a tu motor.

¿Cómo puedes cuidar tu motor?

Para que puedas cuidar tu motor, debes tener claro que debes darle a este unos cuidados que serán fundamentales. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Mantén una buena lubricación

Es vital mantener una buena lubricación en el motor para evitar que las piezas se vayan a desgastar por la fricción al moverse. En todo caso, debes asegurarte de mantener una buena lubricación en tu motor, y así evitar cualquier tipo de inconveniente.

Se recomienda estar midiendo el nivel de aceite por lo menos una vez al mes para que este sea óptimo. También será importante hacer el cambio del aceite entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros según la recomendación de tu fabricante.

Revisa periódicamente las correas

Las correas de tu motor cumplen diferentes funciones para hacer que las piezas se muevan y funcionen de forma armónica. No es necesario que conozcas la función de cada una de las correas que tiene tu motor para que las revises.

Simplemente, debes estar revisando que estas no tengan ningún tipo de grietas o que estén a punto de romperse. Esto te permitirá que puedas conseguir un gran rendimiento y evitarás que se rompan en funcionamiento, porque esto podría causar averías graves a tu motor dejándolo incluso inservible.

Controla las RPM

Las RPM se encargan de medir el nivel de trabajo que tiene el motor, y son un indicador clave en el rendimiento de tu vehículo. En todo caso, tendrás que asegurarte de establecer un límite en las 2.500RPM para garantizar así que disfrutarás de un rendimiento óptimo en tu motor.

Si subes por encima de este límite, lo único que conseguirás es desgastar tu motor más de lo necesario. Por este motivo, debes fijarte muy bien en que el nivel de RPM no suba demasiado cuando vas conduciendo y así evitarás un desgaste mayor en tu motor.