Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿QUÉ ES Y CÓMO SE REALIZA UNA ENDODONCIA?

¿Qué es la endodoncia?, la endodoncia también es conocida como un tratamiento de conducto, el tratamiento de conducto es el procedimiento que utilizan los odontólogos para así eliminar en parte o en su totalidad, la pulpa del diente y sellar el conducto pulpar.

La pulpa es la parte más interior del diente y esta pulpa está constituida por un tejido blanco que contienen los nervios y los vasos sanguíneos.

La parte del conducto que se encuentra en el interior de la corona se denomina cavidad pulpar, mientras la correspondiente a la raíz recibe el nombre de conducto reticular y es el que conecta con el hueso maxilar.

La causa más frecuente de la infección y consecuente inflamación y necrosis de la pulpa, y por tanto de la necesidad de realizar una endodoncia, es la existencia de caries, aunque existen otros factores que pueden generar una pulpitis o una lesión de la pulpa:

  • Traumatismos
  • La abrasión, erosión y desgaste de los dientes por el roce entre ellos.
  • La forma en la que se realizan algunos tratamientos restaurados y los materiales que se utilizan en los mismo.

¿CÓMO SE REALIZA UNA ENDODONCIA?

De forma previa, antes de realizar y practicar una endodoncia, el odontólogo debe haber realizado una historia clínica completa del paciente y una evaluación subjetiva del dolor, esto es, tiempo, intensidad o zonas a las que afecten, entre otros.

Luego, se lleva a cabo un examen dental incluyendo pruebas de vitalidad pulpar, que consisten en la respuesta dental a los estímulos térmicos (frío y calor) y de percusión (pequeños toques).

El diagnóstico de la patología pulpar también debe apoyarse en pruebas radiográficas para determinar si aquella es reversible, irreversible supurativa, entre otros, y valorar el estado de las estructuras dentales adyacentes.

La endodoncia en sí se realiza con anestesia local, lo cual quiere decir que este procedimiento no es para nada doloroso. Una vez anestesiado el paciente, el profesional elimina el tejido enfermo por caries y accede al nervio o a los nervios, dependiendo de la pieza dental que esté afectada, ya que existen piezas con uno o más nervios.

Posterior a esto, se procede a eliminar el tejido pulpar, de manera mecánica limpiando minuciosamente el conducto o canal resultante y localizando, si fuese el caso, la existencia de más de un nervio y el final de la raíz con ayudas radiográficas o de aparatos endodónticos.

Por último, y tras las confirmaciones radiográficas pertinentes, se produce obturar los conductos con materiales endodónticos que los sellan y los rellenan en su totalidad.

Si estás en busca de algún ortodoncista profesional y te encuentras en Zaragoza, te recomendamos al dentista en Zaragoza.